De vuelta en un viejo camino

Transitamos de nuevo el viejo y abandonado camino de la diplomacia internacional y del realismo. La radiante avenida de los neocons, con su guerra preventiva, su acción unilateral y la marginación de las instituciones internacionales está cortada y en ruinas. La superioridad tecnológica y militar norteamericanas, transustanciación metafísica de la superioridad moral y del destino manifiesto, se ha revelado una quimera humana, tan humana que ya nadie ocupa sus mentes en ella, ni siquiera para ahuyentar las imágenes del horror de Abu Ghraib, Guantánamo, Haditha y ese etcétera tan temible que se espera. Muchos de quienes han aconsejado al presidente aguerrido se hallan ahora en desbandada, algunos acosados por la justicia, otros en horas bajas, como el vicepresidente Dick Cheney o el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, o empleado en el Banco Mundial como Wolfowitz.

No soy para nada optimista con el estado actual de cosas. Pero creo que estamos ante un quiebre… El tema es hacia dónde vamos, y no lo sé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s